Seguidores

martes, 16 de abril de 2019

Saeta


¡Oh, la saeta, el cantar

al Cristo de los gitanos,

siempre con sangre en las manos,

siempre por desenclavar!

¡Cantar del pueblo andaluz,

que todas las primaveras

anda pidiendo escaleras

para subir a la cruz!

¡Cantar de la tierra mía,

que echa flores

al Jesús de la agonía,

y es la fe de mis mayores!

¡Oh, no eres tú mi cantar!

¡No puedo cantar, ni quiero

a ese Jesús del madero,

sino al que anduvo en el mar!

(Antonio Machado)





jueves, 7 de marzo de 2019

Ambiente de Carnaval (Córdoba)

La alegría causa a veces un efecto extraño; oprime el corazón tanto como el dolor.

(El Conde de Montecristo, Alejandro Dumas)



jueves, 28 de febrero de 2019

SILENCIO



El hombre se adentra en la multitud por ahogar el clamor de su propio silencio.

Rabindranath Tagore

jueves, 21 de febrero de 2019

La Puerta

Nunca se sabe qué encontrará uno tras una puerta.Quizá en eso consiste la vida:en girar pomos.

(Albert Espinosa)





jueves, 14 de febrero de 2019

Danza

Aquellos que fueron vistos bailando fueron considerados locos por aquellos que no podían escuchar la música.

(Friedrich Nietzsche)



Mercado Medieval Córdoba 2019


jueves, 7 de febrero de 2019

La parábola de la vidriera

Una vidriera en la noche es un muro opaco,
tan sombría como la piedra
en la que está engarzada.

Es necesaria la luz
para que la sinfonía de colores cante,
pues las relaciones constituyen su música.

En vano se describirán sus colores,
en vano se describirá el sol
que los hace vivir.

Conocemos el encantamiento de la vidriera
al exponerla ante la luz del sol que la revela,
transparencia a través de su mosaico de cristal.

(Maurice Zundel)


Iglesia Parroquial Santo Domingo (Lepe)




jueves, 31 de enero de 2019

BALCÓN

He cerrado mi balcón
porque no quiero oír el llanto
pero por detrás de los grises muros
no se oye otra cosa que el llanto.

Hay muy pocos ángeles que canten,
hay muy pocos perros que ladren,
mis violines caben en la palma de la mano.

Pero el llanto es un perro inmenso,
el llanto es un ángel inmenso,
el llanto es un violín inmenso,
las lágrimas amordazan al viento
y no se oye otra cosa que el llanto

(Federico García Lorca)


Lepe(Huelva)